¿Cómo presentar tu negocio a inversores?

11 Dic 2018

A la hora de buscar financiación, tienes que tener en cuenta que es fundamental dar una buena  primera impresión y entender que, para muchos de tus oyentes, será la primera vez que escuchen tu propuesta, por lo que deberás ser claro. Por otro lado, evita incorporar muchos detalles de los elementos de riesgo de tu empresa, ésta es tu primera toma de contacto, así que intenta que los inversores se enamoren de tu proyecto. Por eso, debes mostrar que tu negocio es viable y que tendrá un plan de crecimiento.

De este modo, los pasos a seguir para realizar una presentación son los siguientes:

1- Presentación de la empresa: lo primero que debes hacer es realizar las presentaciones, tanto de ti mismo, como de tu equipo y de tu empresa. Además, para que los inversores recuerden tu proyecto, es fundamental que mantengas la misma imagen a lo largo de toda la presentación, es decir, customiza tu presentación para que cada detalle refleje la imagen de marca y los valores del producto o servicio que previamente has confeccionado.
 

2- Muéstrales el problema que existe actualmente: para que tu propuesta tenga éxito debe solventar un problema o cubrir una necesidad. Detalla cuál es esta necesidad y haz ver la importancia de hallarle una solución.
 

3- Una vez que el inversor ya es consciente de que existe una necesidad en el mercado que no está cubierta, llega el momento de presentar tu proyecto, la solución que planteas para dicho problema, es decir, cómo tienes planteado satisfacer la necesidad existente.
 

4- Target: identifica quién será tu cliente o potencial cliente. Se breve, pero muestra que conoces perfectamente a quién te vas a dirigir.
 

5- Mercado: identifica los elementos que caracterizan al mercado, tanto los aspectos positivos, que utilizarás a tu favor, como las barreras de entrada. Es fundamental que muestres cómo te beneficiarás de las oportunidades y qué harás frente a los obstáculos.
 

6- Competencia: sé honesto, si existen empresas que puedan ser tu competencia, debes mostrarlo, de este modo el inversor sabrá que eres consciente de las amenazas. Utiliza este momento para reforzar y dejar claro cuál es tu valor diferencial frente al resto.
 

7- Modelo de negocio: identifica claramente cuál será la fuente de beneficio para tu empresa y cuánto consideras que tus futuros clientes estarán dispuestos a pagar por lo que ofreces. Recuerda que tus oyentes solamente invertirán su dinero en aquellos proyectos que sean rentables, por lo que debes ser muy claro en este apartado.
 

8- Estrategia de marketing: qué estrategia has pensado realizar para que tu empresa triunfe, es decir, cómo vas a llegar a tu cliente y hacerles ver que necesitan tu producto. 
 

9- Situación actual: pon en valor el trabajo que has hecho hasta ese momento para que los inversores vean que el proyecto se sustenta con un trabajo detrás.
 

10- Estrategia de crecimiento: una vez definido tu proyecto y la situación en la que estás actualmente, debes definir hasta dónde quieres llegar y cómo vas a lograrlo. Es en este momento cuándo debes comentar lo que necesitas (tecnología, contratar a expertos, materiales….)
 

11- Proyección financiera: este es un punto clave, para que un proyecto sea interesante para un inversor debe tener un crecimiento, no solo a nivel negocio, sino también a nivel financiero. De este modo, para incrementar la credibilidad, deberás plantear distintos escenarios  (el peor de los casos, el moderado y el positivo).
 

12- Propuesta: indica la cuantía económica que necesitarías para desarrollar tu proyecto. Es importante que muestres qué necesites y hagas una estimación del coste de cada uno de los puntos indicados, así el inversor sabrá en qué vas a destinar tu presupuesto y justificarás tu petición.
 

13- Preguntas: esta parte de la presentación es fundamental, en muchas ocasiones marcará la diferencia entre que decidan apostar por tu proyecto o no. Recuerda que estás pidiéndoles que inviertan dinero en tu idea, por lo que se paciente y responde a todas las preguntas de forma cercana y siempre poniendo en valor los aspectos clave de tu proyecto. Si es necesario retrocede en la presentación para asegurarte de que todo ha quedado claro, prepara previamente anexos más detallados que puedan ayudarte y, llegado el caso, si no tuvieses dicha información,  no dudes en comunicarles que se la proporcionarás más adelante.
 
 
Recuerda que tu proyecto no está dirigido a todos los usuarios y por lo tanto no todos los inversores tienen porque considerarlo de su interés, así que no te desanimes si no lo consigas a la primera y saca lo mejor de cada experiencia.

Agregar comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

También te puede interesar